Test de Personalidad

Bienvenido al Test de Personalidad que explica qué color representas en base a tu personalidad. Si alguien te pidiera que te definas, probablemente lo haces demostrando tus habilidades, y difícilmente describiendo tus debilidades. Este test, basado en la teoría del código de colores de Hartman, clasifica distintos tipos de personalidad con diferentes colores: el rojo, el azul, el blanco y el amarillo. Este test consta de 6 preguntas en las cuales se obtiene el promedio de las opciones a elegir, llevando como resultado qué color eres en base a tu personalidad. ¡Vamos a ello!

La personalidad se refiere a las características psíquicas de una persona, lo que hace que las personas actúen de manera diferente dependiendo de la circunstancia en la cuál se encuentran. También se puede definir como las actitudes, pensamientos, sentimientos y conductas que caracterizan a una persona, se manifiestan a lo largo de toda su vida y por lo cuál pueden provocar un cierto grado de predictibilidad.

La palabra viene del latín persona, lo cuál hace referencia a las máscaras que utilizaban en la antigüedad los actores de obras de teatro, en ese tiempo ya se hacía alusión del uso del término persona, a una forma similar de su utilización a lo que se conoce hoy en día. Este fue un concepto que se siguió utilizando y expandiéndose a otros lugares, sin embargo en Roma la palabra solo se refería a un individuo que tenía derechos, por lo cuál los esclavos no eran considerados como personas por carecer de los mismos.

A pesar de todo era un concepto que solo se aplicaba a personas que estaban en el poder, por ser quiénes realmente gozaban de derechos. Con la llegada de la era cristiana y el concepto de trinidad, el término viene a tomar un nuevo significado ya que es utilizado para hablar de las tres personas como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Varios autores de la época le dan un nuevo significado a la palabra, con connotaciones más acordes a la definición actual, refiriéndose a un individuo de naturaleza humana, racional e intelectual.

Antes la palabra personalidad la utilizaban para referirse a la forma de actuar de un individuo que lo hacía ser una persona como tal, lo que según algunos filósofos no todos podían hacer. Con el surgimiento de la palabra personal como adjetivo, se pudo concretar la definición de hoy en día de la palabra personalidad, como la forma de actuar de un individuo que lo distingue de los demás, según sus características.

Según el autor Gordon Allport, existen diferentes rasgos de la personalidad los cuáles se pueden clasificar en tres grupos, el primer grupo es el rasgo cardinal y se refiere a una característica única y distintiva que rige todas las actividades y forma de ser de un individuo. En segundo lugar están los rasgos centrales, los cuáles van de cinco a diez en cada persona e incluyen características bases como la honestidad, la lealtad, el respeto y otros.

Por último están los rasgos secundarios y son características del individuo poco notorias, que no se manifiestan siempre y tienen menor influencia que los primeros dos grupos de rasgos.